La guerra más larga y más absurda de la historia

La guerra más larga

La guerra más larga

¿Recordáis que alguna vez los libros de texto hablaran sobre la guerra más larga de la historia? Paradójicamente no. ¿Y cual es el motivo para no mencionar tan importante guerra? La gran absurdez de esta. Para el que no lo conozca, la guerra más larga de la historia fue la Guerra de los Trescientos Treinta y Cinco Años y duró de 1651 a 1986. Absurdamente se trató de una guerra pacífica por así decirlo entre los Países Bajos y las Islas Sorlingas (localizadas en la costa sudoeste del Reino Unido). En los 335 años de guerra, no se produjo ni un solo disparo.

Seguramente a estas alturas os estéis preguntando porque se produjo esta guerra, los orígenes de esta no matanza se encuentran en la segunda guerra civil inglesa, disputada entre los realistas y parlamentarios entre 1642 y 1652. Oliver Cromwell tuvo que pelear contra los realistas en los límites del Reino de Inglaterra. Al oeste de Inglaterra Cornualles era el último bastión de los realistas. En 1648, Cromwell controlaba el lado continental de Cornualles que estaba en manos de los parlamentarios.

El punto fuerte de los Realistas era la Marina Real Británica, que trabajaba para el Príncipe de Gales Carlos II. La Marina Realista fue forzada a retirarse a las Islas Sorlingas, que estaban en las afueras de la costa de Cornualles y bajo el dominio del realista Sir John Grenville.

Príncipe de Gales Carlos II

Príncipe de Gales Carlos II

 

La Marina de las Provincias Unidas de los Países Bajos estaba aliada con los parlamentarios. Los Países Bajos tuvieron ayuda de los ingleses durante la Guerra de los Ochenta Años (1568–1648), que empezó con la Reina Isabel I de Inglaterra. El Tratado de Münster (30 de enero de 1648) confirmó la independencia holandesa de España. Los Países Bajos buscaban mantener su alianza con Inglaterra y eligieron aliarse con el bando que prometía ser el vencedor en la Guerra Civil.

La Marina Holandesa sufrió muchas pérdidas a manos de la flota realista asentada en las Sorlingas. El 30 de marzo de 1651 el Almirante Maarten Harpertszoon llegó a las Sorlingas para demandar reparación de parte de la flota realista por los barcos holandeses y los bienes tomados por ellos. Como no hubo una respuesta satisfactoria, en abril de 1651 los Países Bajos declararon la guerra. Como la mayor parte de Inglaterra estaba en manos de los parlamentarios, la guerra fue declarada específicamente a las Islas Sorlingas.

En junio de 1651, poco después de la declaración de guerra, las fuerzas parlamentarias bajo el mando del almirante Robert Blake forzaron a la flota realista a rendirse. La flota holandesa, ya bajo ninguna amenaza, se retiró sin disparar un tiro. Debido al desconocimiento de una declaración de guerra de una nación contra una pequeña parte de otra, los holandeses se olvidaron de declarar oficialmente la paz.

En 1985, Roy Duncan, historiador y Presidente del Consejo de las Islas Sorlingas, escribió a la Embajada de los Países Bajos en Londres para resolver el “mito” de que las islas aún estaban en guerra. Los miembros de la embajada encontraron que el mito era verdad y Duncan invitó al Embajador Rein Huydecoper a visitar las islas y firmar un tratado de paz. La paz fue firmada el 17 de abril de 1986, 335 años después de que comenzara la guerra. ¿Sorprendente verdad?

2 thoughts on “La guerra más larga y más absurda de la historia

Deja un comentario